fbpx

«Estupidez humana o colectiva»

Superación

Cuando pienso en felicidad es imposible no pensar en que: “no es la felicidad”, Haciendo alusión al Tao, donde aprendí que todo lo que es arriba es abajo, o que la luz existe porque hay oscuridad y el bien porque hay mal. Me hice una pregunta que me llevo a escribir este artículo: ¿Cuál es la antítesis de la felicidad? Lo primero que se me vino a la mente es la infelicidad, pero esa palabra implica una insatisfacción con la vida y con quien lo rodea y sinceramente me he encontrado en el camino con personas que, a pesar de no ser felices, creen estar bien, se acostumbraron a vivir así, se enamoraron de sus agresores, de su dolor y no tienen la más mínima intención de cambiar su realidad. Esto me llevo a definir que para mí la antítesis de la felicidad es la Estupidez Humana que en muchas ocasiones se vuelve colectiva. Este monstruo peludo y amorfo que nos visita constantemente y depende de cuanta fuerza le demos o alimentemos, para que se quede en nuestra vida. Me pase un tiempo largo estudiando los factores que hacemos los humanos para atraerla, retenerla, entenderla y sacarla de nuestra vida, Como decía Einstein la estupidez humana y el universo son infinitos, llega a nuestra vida por creencias, costumbre, o lo que vemos en nuestro entorno que de alguna manera su vuelve un patrón de conducta. Los adoptamos de nuestra familia, escuela trabajo y comunidad y nos lleva a actuar de una forma dañina, generando malos amores, bullying, deshonestidad, abusos, ansiedades etc. La estupidez humana tiene escalas y puede ser tan básica como no sentirse reconocido o tan compleja que llegue a no encontrar salida y provocar la propia muerte.

Yo lucho contra la estupidez humana y me aterra la idea de que tome tanta fuerza que se vuelva un patrón colectivo. Veo como se normalizan conductas indebidas como la infidelidad, maltrato de hijos a sus padres, jefes y docentes abusivos, lucha por aprobación, likes, la autodestrucción.  La ignorancia de creer que en nombre del amor o porque tienes el poder se justifica. Te invito a combatamos juntos este mal. Hoy existen muchas herramientas para auto conocerte, para trabajar en modificar esas conductas que se vuelven hábitos, a que seas conscientes de que toda acción genera una reacción. 

Al ser seres sociales, nuestras conductas afectan nuestro entorno. Ojo con el ejemplo que das a tus hijos, a tus colaboradores, o a los que ven en ti una inspiración. Quiero despedirme con una reflexión de mi amiga y escritora Natalia Getino: La estupidez humana es impredecible se camufla bien en cualquier grupo social y es mutable. Una persona inteligente, al minuto siguiente puede comportarse como una persona estúpida. Como resultado:  las personas eficaces tienen un doble objetivo si quieren ser felices: trabajar cada día en ser una mejor persona y evitar caer en los efectos negativos que produce la estupidez. El que no se haya comportado estúpidamente en alguna situación de su vida, que tire la primera piedra, pero ojo cuanto tiempo te quieres quedar allí, eso es una decisión. Como decía Albert Einstein: 

La estupidez humana no tiene fronteras, pero al estúpido hay que ponerle límites.”

Quisiera saber tu opinión Soy Ana Maria y me puedes encontrar en mis redes @anamariapelaez.oficial

Comparte este artículo

Suscribete a mi blog

También te puede interesar

Ir arriba

Descarga mi guía

Ideas para ser feliz 

¡Hola! ¿hablamos?